CÁNCER DE SENO



El proceso del cáncer


Las células normales crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células normales envejecen o se dañan, mueren, y son reemplazadas por células nuevas. Algunas veces este proceso se descontrola. Células nuevas se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita, y las células viejas o dañadas no mueren cuando deberían morir. Esta acumulación de células que no son necesarias forma, con frecuencia, una masa de tejido, que es lo que se llama tumor. Los tumores en el seno pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos). Los tumores benignos no son tan dañinos como los tumores malignos.

Factores de riesgo

Se desconocen las causas exactas del cáncer de mama. Los médicos rara vez saben por qué una mujer padece cáncer de mama y otra no. Mujeres con ciertos factores de riesgo tienen más probabilidad que otras de padecer cáncer de mama. Que una mujer tenga un factor de riesgo no significa que vaya a tener cáncer de mama. La mayoría de las mujeres que tienen factores de riesgo nunca padecen cáncer de mama. Los estudios han encontrado los siguientes factores de riesgo de cáncer de mama:

• Edad: Las probabilidades de padecer cáncer de mama aumentan conforme la mujer envejece. La mayoría de las mujeres diagnosticadas tienen más de 60 años.

• Antecedentes personales de cáncer de mama: La mujer que ha tenido cáncer en un seno tiene un riesgo mayor de padecer esta enfermedad en su otro seno.

• Antecedentes familiares: Su riesgo de presentar cáncer de mama es mayor si su madre, padre, hermana o hija, tuvo cáncer de mama. El riesgo es aún mayor si ese familiar tuvo cáncer antes de los 50 años de edad.

• Ciertas alteraciones genéticas: Los cambios en ciertos genes, como BRCA1 o BRCA2, aumentan considerablemente el riesgo de cáncer de mama.

• Radioterapia al pecho: Las mujeres que han recibido radioterapia al pecho (incluyendo los senos) antes de los 30 años de edad tienen un riesgo mayor de padecer cáncer de mama.

• Antecedentes relacionados con la reproducción y la menstruación que aumentan el riesgo:

? Entre mayor sea la mujer al momento de dar a luz por primera vez.

? No tener hijos.

? Primera menstruación antes de los 12 años de edad.

? Menopausia después de los 55 años de edad.

? Mujeres que tienen mucho tiempo de usar terapia hormonal después de la menopausia.

• Densidad del seno: Las mujeres cuyas mamografías muestran zonas más grandes de tejido denso que las mamografías de mujeres de la misma edad tienen un riesgo mayor de cáncer de seno.

• Obesidad o sobrepeso después de la menopausia: La posibilidad de tener cáncer de mama después de la menopausia es mayor en las mujeres que son obesas o tienen exceso de peso.

• Inactividad física: Las mujeres que son inactivas físicamente en su vida pueden tener un riesgo mayor de cáncer de mama.

• Consumo de alcohol: Algunos estudios sugieren que en cuanto más bebidas alcohólicas consume una mujer, mayor es su riesgo de cáncer de mama.

Síntomas

El cáncer de mama al principio generalmente no causa síntomas. Pero a medida que el tumor crece, puede cambiar la forma como se ve y se siente el seno. Los cambios comunes son:

• Un bulto o engrosamiento en el seno, cerca del mismo o en la axila.

• Un cambio en el tamaño o forma del seno.

• Piel del seno hendida o arrugada.

• Un pezón vuelto hacia dentro (invertido).

• Secreción (fluido) del pezón, especialmente si contiene sangre.

• La piel del seno, del pezón o de la areola (área oscura de la piel en el centro del seno) puede verse escamosa, roja o hinchada. Puede tener rebordes u hoyuelos de tal manera que se ve como la cáscara de una naranja. Usted debe ver a su médico si hay algún síntoma que no desaparece. Con frecuencia, estos síntomas no son por cáncer. Pueden ser causados por otro problema de salud.

Detección y diagnóstico

Su médico puede examinarle para cáncer de mama antes de que usted tenga algún síntoma. Durante la consulta médica, su médico le preguntará sobre sus antecedentes médicos personales y familiares. Le hará un examen físico. Su médico puede darle órdenes para una o varias pruebas con imágenes, como lo es una mamografía. Los médicos recomiendan que las mujeres se realicen exámenes clínicos de mama y mamografías de detección periódicamente para encontrar el cáncer de mama a tiempo. Es más posible que el tratamiento sea efectivo cuando el cáncer de mama se encuentra temprano.

Exámen clínico de mamas (ECM)

En un examen clínico de mamas, su médico le revisa los senos. Es posible que le pida que levante sus brazos sobre su cabeza, que los deje colgar a los lados o que apriete sus manos contra las caderas. Su médico se fija en la diferencia de tamaño o forma que haya entre los dos senos. Revisa la piel de cada seno buscando alguna erupción, hoyuelos u otros signos de irregularidad. Es posible que apriete los pezones para ver si hay algún fluido presente. El médico usa las yemas de los dedos para sentir bultos en todo el seno, en la axila y en la zona de la clavícula. En general, un bulto necesita ser del tamaño de un guisante o chícharo para poder sentirse. Pueden revisarse los ganglios linfáticos cerca del seno para ver si están hinchados.

Mamografía

Una mamografía es una radiografía (imagen de rayos X) de los tejidos dentro del seno. Por lo general, las mamografías pueden detectar un bulto en el seno antes de que éste pueda palparse. También pueden mostrar una agrupación de partículas muy pequeñas de calcio. Estas partículas se llaman microcalcificaciones. Antes de que presenten síntomas, las mujeres deben realizarse mamografías de detección en forma periódica para detectar temprano el cáncer de seno:

• Las mujeres de 40 años y más deberán hacerse una mamografía cada uno o dos años.

• Las mujeres menores de 40 años y que tienen factores de riesgo de padecer cáncer de seno deberán preguntar a sus médicos si necesitan hacerse mamografías u otros exámenes, y con qué frecuencia.

Tratamiento

Las mujeres con cáncer de mama tienen muchas opciones de tratamiento. Las opciones de tratamiento son:

• Cirugía.

• Radioterapia.

• Terapia hormonal.

• Quimioterapia.

• Terapia dirigida.

Usted puede recibir más de un tipo de tratamiento. El tratamiento que es mejor para una mujer puede no ser el mejor para otra. El tratamiento que es correcto para usted depende principalmente de:

• El estadio del cáncer de seno.

• Si el tumor tiene (o no) receptores de hormonas.

• Si el tumor tiene (o no) demasiada proteína HER2.

• Su estado general de salud.

Además, su plan de tratamiento depende de:

• El tamaño del tumor en relación con el tamaño de su seno.

• Si ha pasado (o no) por la menopausia.

En cualquier etapa de la enfermedad, usted cuenta con cuidados médicos de apoyo disponibles para controlar el dolor y otros síntomas, para aliviar los efectos secundarios del tratamiento y para calmar las preocupaciones emocionales.